sábado, 8 de noviembre de 2014

Bienvenidos a Granada...( Des-Granando el Domingo, día 23)

La Ciudad nos acoge en toda su blanca belleza y aunque el tiempo apremie para disfrutarla...no podremos dejar de rendirnos al embrujo de sus múltiples encantos...El Domingo, día 23, concluido nuestro Recital y su Cena de Clausura será el momento ideal para eso
..y...¿ Donde acudir habiendo tanto y tan poco tiempo?
Ciertamente...la elección es difícil..., pero ahí van  algunas recomendaciones por si os son útiles de cara a despedir nuestro Encuentro y la Ciudad de una forma inolvidable
LA ALHAMBRA:
ENCLAVE:
Granada responde al modelo histórico de ciudad-colina, rodeada de montañas y regada por los ríos Darro y Genil, el primero concretamente divide el terreno en dos frentes contrapuestos que condicionaron la construcción de la ciudad medieval. Las colinas situadas alrededor del Darro son la de S. Cristóbal (760 m.) en la margen derecha del río y la Sabika (790 m.), en la margen izquierda. Sobre esta última se asienta la Alhambra. 
No es casual que Muhammad I (1237-1273) eligiera un lugar tan privilegiado por sus condiciones geográficas, teniendo en cuenta también la existencia de importantes construcciones fortificadas anteriores. Los emplazamientos elevados de ciudades poseen peculiaridades especiales y responden a una decisión de tipo geopolítico muy acordes con la mentalidad medieval.
La supremacía del lugar y el control del territorio lo eran todo en la organización de un reino en el s. XIII, en el que tanto el poder militar como la organización administrativa requerían un enclave que asegurase la presencia física del poder sobre la ciudad, a la vez que se mantenía separado de ella.

HISTORIA BREVE:

SIGLO IX - XII


Los árabes respetaron las ciudades y vías romanas ampliándolas y añadiéndole nuevas fundaciones. En el siglo IX existen noticias de construcciones en la colina de la Sabika, donde posteriormente se levantará la Alhambra, aunque se cree que ya en época romana e incluso antes debió haber alguna edificación. Tras la guerra civil que sucedió al Califato de Córdoba (1031), la capital de la hasta entonces provincia granadina, se traslada de Elvira a Granada, con el Reino de Taifa granadino de los Ziríes. Estos establecen su corte en la Alcazaba Cadima o Vieja, situada en el barrio del Albaicín.
A sus faldas existía un núcleo de población importante, fundamentalmente judía, en torno al cual se produce el desarrollo de la ciudad de Granada. El primer ministro Samuel ibn Nagrella, reconstruye las abandonadas edificaciones de la colina de la Sabika e instala en ella su Palacio.
En el siglo XII, las sucesivas oleadas de Almorávides y Almohades, ocasionan en Granada diversas luchas que tienen como escenario la Alcazaba del Albaicín y las construcciones que existían en la colina de la Sabika, sirviendo ésta de refugio unas veces a los partidarios locales andalusíes y otras a los invasores norte africanos.

SIGLO XIII-XV

Al-Ahmar, fundador de la Dinastía nazarí, se instala en 1238 en la Antigua Alcazaba del Albaicín, llamándole la atención las ruinas de la colina de la Alhambra. Decide así iniciar su reconstrucción e instalar en ella la sede de la corte, comenzando la edificación de la Alhambra que hoy conocemos.
La Alhambra fue palacio, ciudadela y fortaleza, residencia de los sultanes nazaríes y de los altos funcionarios, servidores de la corte y de soldados de élite; alcanza su esplendor en la segunda mitad del siglo XIV, coincidiendo con los sultanatos de Yusuf I (1333-1354) y el segundo reinado de Muhammad V (1362-1391).
Granada, capital del reino nazarí, va recibiendo paulatinamente poblaciones musulmanas a causa del avance de la conquista cristiana. La ciudad va creciendo, modificándose, creando nuevos barrios y ampliando las cercas y murallas prácticamente hasta su conquista al final del siglo XV.

SIGLO XVI-XVIII

Después de 1492, la Alhambra quedó establecida como Casa Real con jurisdicción exenta a cargo del Conde de Tendilla. Los Reyes Católicos ordenaron intensas reparaciones sirviéndose en gran medida de artesanos moriscos.
El Emperador Carlos V decide, en 1526, la construcción del palacio que lleva su nombre, junto a otras construcciones muy significativas de gusto renacentista romano. La casa de Austria continuó desde Felipe II (1556-1598) y sus sucesores al cargo de la conservación de la Alhambra, admirada por humanistas y artistas como Andrea Navaggiero (1524), embajador de Venecia en la Corte de Carlos V.
En las primeras décadas del siglo XVIII, Felipe V (1700-1746) desposee de la alcaldía al Marqués de Mondéjar, heredero del Conde de Tendilla, comenzando una etapa de abandono prácticamente hasta el reinado de Carlos IV (1788-1808).

DEL SIGLO XIX A NUESTROS DÍAS

La ocupación napoleónica supuso un episodio negativo para la Alhambra, por la voladura producida en 1812, al retirarse el ejército francés. Sólo el arrojo de un soldado español pudo evitar casi su total destrucción.
A una etapa de reivindicaciones acerca del estado del monumento, secundadas activamente por Washington Irving (1783-1859) se suma un creciente interés de la sociedad por los jardines de la Alhambra y el orientalismo que evoca en el imaginario romántico, muy bien reflejado en las artes plásticas del momento.
Con la revolución de 1868 la Alhambra queda desligada de la Corona y pasa al dominio del Estado, declarándose en 1870 “monumento nacional”.
Con la entrada del siglo XX, el cuidado de la Alhambra se confía a una Comisión (1905), sustituida en 1913 por un Patronato que en 1915 pasa a depender de la Dirección General de Bellas Artes. En 1944 se crea un nuevo Patronato que se mantiene hasta el traspaso a la Comunidad Autónoma de Andalucía de las funciones y servicios del Estado en materia de cultura.

EL HORARIO DE VISITA EL DOMINGO es de 8: 30h a 20h , y el de TAQUILLA( para adquirir las entradas): de 8h a 20h.
Los PRECIOS de las diferentes entradas para acceder al recinto son los siguientes:
  • Alhambra General: 14 euros. 
  • Alhambra Jardines: 7 euros.

Se recomienda adquirir las entradas UNA HORA ANTES de comenzar la visita

La Catedral:

Situada en Gran Vía de Colón, 5 Centro histórico

La Catedral de Granada fue mandada construir por Isabel la Católica inmediatamente después de la conquista y sobre la mezquita mayor de Granada, este templo es una obra maestra del Renacimiento Español.
Catedral de Granada interior

La Catedral de Granada muestra impresionantes fachadas y un magnifico interior con un grandioso retablo y varias capillas. En su cámara sepulcral se hallan las tumbas de los Reyes Católicos.

Carlos V, siempre respetuoso con la memoria de sus augustos abuelos, quería que los planos se realizaran tal como había sido el deseo de los Reyes Católicos.

La primera piedra de la Catedral de Granada se colocó en 1523, en el lugar donde había estado situada la antigua Mezquita Mayor.

Su arquitecto fue Enrique Egas, maestro de la vieja escuela del gótico florido. Su labor, que duró cinco años, quedó circunscrita a la cimentación.
Granada Catedral Vista
Fue sustituído por Diego de Siloé, otro artista español formado en Italia, cuya primera determinación fue la de cambiar el estilo gótico de la Catedral de Granada por el renacentista.

Siloé consiguió su propósito de convencer al Emperador y cambiar el estilo, cosa que era posible ya que lo construído por Egas quedaba reducido a la cimentación.

Y aquí reside la gran habilidad de Siloé: levantar una catedral renacentista sobre un trazado y una cimentación gótica.

Las naves laterales se cierran en numerosas capillas de diferentes épocas y estilos, entre las que más sobresalen tenemos la de Nuestra Señora de la Antigua.

La Catedral de Granada quedó incompleta en su fachada. De las dos torres proyectadas, sólo se levantó una y su altura tuvo que ser rebajada, puesto que la cimentación para un edificio gótico no resistió la pesada mole de su torre.

Precios de la entrada de la Catedral de Granada

• Entrada general: 4 euros
• Menores de 10 años y descapacitados: entrada gratuita
• Grupos de mayores de 65 años (con solicitud del organizador por fax): 2,50 euros
HORARIO: El Domingo puede visitarse de 16h a 19horas, lo cual lo hace compatible con la visita a la Alhambra

EL ALBAICIN:
         
No es de extrañar que la UNESCO declarase al Albaicín Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1994, pues sus callejuelas y casas típicas poseen una belleza y encanto sin igual y conservan desde hace más de mil años su carácter popular, íntimo y acogedor.
La mejor forma de conocerlo es comenzar la visita en el Centro de Interpretación de la Casa de Zafra para después pasear y perderse por sus rincones. En el Albaicín (también escrito Albayzin o Albaycín) respirarás la esencia de un barrio que evoca tanto a la arquitectura árabe como a la de otras antiguas ciudades mediterráneas. Gran parte de su encanto reside en los muchos cármenes que pueblan el barrio (casas típicas con huerto y jardín), así como en las cuestas que conducen a sus impresionantes miradores, de entre los que destaca el mirador de San Nicolás.
Para más información sobre el barrio puedes visitar la web de la Agencia Albaicín.



Estas son solo algunas de las innumerables opciones culturales y artísticas que ofrece Granada. Para quien ya las conozca y desee perderse en nuevos rincones y experiencias , recomendamos la página:
TUR GRANADA
DESPEDIRSE CON BUEN SABOR DE BOCA.....
Granada es la capital de la tapa. En la ciudad, por lo general se ofrecen de forma gratuita por cada consumición, prepárate para darle gusto al paladar

Una magnífica forma de hacerlo es irse a mediodía de tapas por el barrio más tradicional de Granada, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Seguimos , por supuesto, hablando del ALBAICIN.
Comenzamos esta ruta desde Plaza Nueva hasta llegar paseo de los Tristes. Continuamos adentrándonos en el maravilloso barrio del Albaicín. Allí encontraremos el famoso mirador de San Nicolás, donde podremos contemplar el  atardecer mágico de Granada

2 comentarios:

Santiago PABLO ROMERO dijo...

Ay, mi niña
Que obnubilada te me quedas
Si es que imposible
No hacerlo sería
Entre tan bellos vericuetos
Con diestros aromas
Se nos cuela tan dentro…
Granada, de ella se va y vuelva
Mas siempre nos acompaña muy dentro…
Bsts Amaya, gracias por todo.

Chelo dijo...

Como siento no poder acompañaros en vuestro recorrido del domingo mi tren sale a las nueve de la mañana el domingo.

Muchísimas gracias Amaya por todo.
Un abrazo